“Abriendo datos”

Hay ejemplos prácticos de cómo se han utilizado estos datos por distintas organizaciones de nuestra región y que pueden ayudarnos a entender su relevancia e impacto en la vida diaria de los ciudadanos.

08-11-2016

La semana pasada se llevó a cabo en Bogotá la cuarta versión de Abrelatam y Condatos, conferencias regionales que reúnen a personas de la sociedad civil, academia, centros de estudios y periodistas como a representantes de Gobiernos y agencias multilaterales.

El eje de estas conferencias son los datos abiertos, es decir, información que se encuentra en formatos que permiten que sean reutilizados por cualquier persona y sin un mayor costo e idealmente en formatos que permitan que sean reutilizados por programas computacionales.

Hay ejemplos prácticos de cómo se han utilizado estos datos por distintas organizaciones de nuestra región y que pueden ayudarnos a entender su relevancia e impacto en la vida diaria de los ciudadanos. En Uruguay, en un esfuerzo coordinado entre la sociedad civil y el Gobierno existe “A tu servicio”, una plataforma que permite de una manera sencilla visualizar información de cada una de las Instituciones de Salud sobre una serie de atributos, como total de afiliados, precios de ciertas prestaciones o exámenes, promedio de tiempo de espera de atención según la prestación, satisfacción de usuario por la atención e información sobre números de especialistas por áreas. De este modo, cualquier interesado puede comparar entre distintas instituciones a nivel país o a nivel local, para así tener más y mejor información a la hora de poder elegir donde tratarse.

En nuestro país, existen una serie de iniciativas en la materia con los datos que libera el Gobierno o el Congreso. Por ejemplo, una aplicación que facilita la búsqueda de farmacias de turno en todo Chile a través de un mapa georreferenciado. U otra que te muestra las bencineras y precios de los combustibles en Chile, indicando las más cercanas a tu ubicación y cómo llegar a ellas. De este modo, puedes comparar los precios y elegir la bencinera más conveniente.

Chile ha ido avanzando lentamente en liberar datos útiles y actualizados para ponerlos a disposición de organizaciones o agrupaciones que puedan agregarle valor a través de plataformas o aplicaciones que generen un impacto en la vida diaria de todas las personas o que contribuyan al control social de la labor pública de nuestros representantes. Lamentablemente no se trata de un tema muy conocido ni que cuente con mucho apoyo político, pero ejemplos como los anteriores pueden ayudarnos a entender la relevancia de realizar estos pequeños esfuerzos para mejorar la calidad de vida y la información con que contamos como ciudadanos.

Disponible en La Hora