“¡Denuncie!”

No denunciar, y sólo quejarse a través de redes sociales, no soluciona el problema, ni el del afectado, ni el del sistema de partidos

11-07-2017

Muchas personas se vieron afectadas en las recientes primarias por aparecer inscritas irregularmente en un partido político.

Llegaron a su mesa de votación y recién se enteraron que eran parte del padrón de un partido. Esta situación les significó no poder ejercer su derecho a voto, pues se encontraban inscritos en una colectividad que pertenece a un pacto electoral por el que ellos no votarían.

El primer llamado que debe hacerse frente a esta situación es que todos los ciudadanos puedan consultar su situación de afiliación a un partido político, pues los afectados sólo se dieron cuenta al intentar votar en las primarias. Muchos chilenos y chilenas probablemente también están inscritos sin su consentimiento en un partido político pero al no participar de las primarias no lo han advertido aún. Por esto es importante que ojalá todos podamos revisar ante el Servel nuestra situación.

El segundo llamado es a denunciar. Todos quienes se encuentren inscritos irregularmente en un partido político deben renunciar a él y, después, solicitar la ficha por medio de la cual se produjo esta inscripción irregular, para detectar así si hubo falsificación de su firma, suplantación de identidad u otro ilícito que debe ser sancionado. Los partidos políticos son organizaciones que pueden, en la actualidad, optar a importantes flujos de dinero público para el financiamiento de sus actividades, por lo que debemos velar que estas colectividades cumplan con los requisitos legales para su existencia de manera regular, limpiamente.

No denunciar, y sólo quejarse a través de redes sociales, no soluciona el problema, ni el del afectado -que seguirá siendo parte de un partido político contra su voluntad- ni el del sistema de partidos, que mantendrá impune una práctica que debe ser investigada y sancionada.

Disponible en La Hora.