“Formación cívica”

No cabe duda de que es un importante paso para contar con una ciudadanía más informada, más participativa, más crítica y más empoderada.

26-01-2016

La semana pasada el Congreso aprobó una ley para volver a instaurar la formación cívica en la malla curricular de la educación escolar. Lo que se contempla es que en la educación parvularia, básica y media se incluya un Plan de Formación Ciudadana con el objetivo de tener una ciudadanía activa, crítica, responsable y respetuosa en el ejercicio y cumplimiento de sus derechos y deberes. Con esto, se busca otorgar a los alumnos conocimiento, comprensión y compromiso con los derechos humanos, fomentar en los estudiantes la valoración de la diversidad social y cultural del país, una cultura de la transparencia y la probidad,  la tolerancia y el pluralismo, entre otras materias.

No cabe duda de que es un importante paso para contar con una ciudadanía más informada, más participativa, más crítica y más empoderada. Cómo vamos a exigir participación si no aprendemos desde niños cuáles son nuestros derechos y los modos en que podemos hacerlo. Es importante que se considere dentro de la educación algo tan básico como el modo en que se organiza nuestro Estado, cuáles son los derechos humanos que tengo, valorar la diversidad de nuestro país y comprender el valor de la crítica y la implicación en el debate público.

Pero tampoco nos engañemos: esto no basta para combatir la baja participación electoral (desde que contamos con voto voluntario) ni para lograr una mayor confianza en nuestras instituciones o partidos políticos. Sin embargo, es un importante avance dentro de las propuestas que hizo la Comisión Engel, y que esperamos que contribuya a disminuir la corrupción y a aumentar el interés de la ciudadanía en los asuntos públicos.

Es importante volver a darle valor a la formación cívica y ética de nuestros estudiantes, de modo que como ciudadanos seamos exigentes con nuestras autoridades y, sobre todo, seamos conscientes que el futuro y bienestar de nuestro país depende de todos nosotros y no solo de quienes están de turno en el poder.


Disponible en La Hora.

* Fotografía La Tercera.