“La educación no lo resuelve todo”

Una reforma tributaria también debe contemplar recursos para resolver la segregación urbana.

22-04-2014

Las tragedias de Valparaíso y Alto Hospicio vuelven a evidenciar que la desigualdad tiene muchos rostros y que la educación no puede ser la única salida para enfrentar este desafío. Por esta razón, una reforma tributaria también debe contemplar recursos para resolver la segregación urbana, la precaria infraestructura de muchas ciudades o las enormes carencias de financiamiento de la mayoría de los municipios del país. Si ello no ocurre, nuestros jóvenes podrán acceder a los mejores colegios y universidades, pero no tendrán barrios dignos ni seguros para vivir, salvo que lo hagan en las mismas 10 comunas que hace décadas lideran los índices de calidad de vida. ¿Qué pasará con las otras 335 que tiene Chile?

Carta a diario El Mercurio