“Propuestas para la protección efectiva al consumidor”

05-09-2013

Para Espacio Público la actual institucionalidad no es suficiente para garantizar los derechos de los consumidores. Con ese diagnóstico se realizó un seminario donde se presentaron las principales conclusiones y propuestas del estudio sobre las deficiencias que existen en Chile en materia de protección al consumidor. La actividad representa el hito final de un proyecto de investigación que se desarrolló por más de ocho meses.

 

Las principales conclusiones y propuestas del estudio sobre las deficiencias que existen en Chile en materia de protección al consumidor fueron presentadas por Eduardo Engel, presidente de Espacio Público, y Andrea Repetto, fundadora de Espacio Público, y contó con la participación de Juan Andrés Fontaine, ex ministro de Economía; José Roa, ex director del Sernac; y Stefan Larenas, presidente de Odecu, quienes estuvieron a cargo de comentar los resultados del proyecto.

El seminario “Hacia una sociedad sin abusos: Propuestas para una protección efectiva de los consumidores” fue el hito final de un proyecto de investigación a cargo de Eduardo Engel, Ernesto Muñoz y Andrea Repetto.

Espacio Público busca aportar al mejoramiento de la calidad de las políticas públicas y enriquecer el debate, a través del desarrollo de investigación independiente y la elaboración de propuestas.

Propuestas de Espacio Público

La mayor conciencia de las personas respecto a los derechos que tienen en su calidad de consumidores es un proceso irreversible. El número de reclamos que ingresa al Sernac ha ido en aumento año tras año, pasando de unas 172.000 quejas en 2009, a casi 260.000 el 2012.

Las propuestas están pensadas de manera de complementar y potenciarse mutuamente, para así constituir un cuerpo que conforme una nueva institucionalidad, supervisada por un Sernac renovado, con mayor capacidad técnica y autonomía, y con facultades apropiadas y más fuertes.

Fortalecer el Sernac:

Mayores facultades para el Sernac. Aumentar las competencias de este servicio, dotándolo de poderes concretos y efectivos para solicitar información, realizar investigaciones, emitir advertencias, locales o suspender las actividades comerciales por un plazo determinado, aplicar multas y publicar sanciones. Con ello, pasaría a gozar de facultades similares a las que tienen hoy las principales superintendencias en el país.
Crear un Consejo de Protección al Consumidor. Para asegurar la competencia técnica y autonomía del Sernac, se requiere adecuar su gobierno corporativo. considerase propone la creación de un Consejo de Protección al Consumidor cuya composición asegure los equilibrios y autonomía necesarios. Este consejo, que actuaría como directorio del Sernac, estaría compuesto por cinco miembros, cuya duración en el cargo sería mayor a los ciclos electorales y cuyo nombramiento y remoción tendrían acuerdo del Senado. El Director del Sernac pasaría a ser su Director Ejecutivo, manteniendo su rol como Jefe de Servicio.

Mejorar remuneración e introducir inhabilidades para el director de Sernac. Para evitar un abuso mediático del cargo, se propone elevar la remuneración del Director Ejecutivo, poniéndolo a la par de los Superintendentes o del Fiscal Nacional Económico, y establecer una inhabilidad especial para postular a cargos públicos de representación popular por dos años desde su cesación en el cargo. Se debe mantener la selección del cargo a través del sistema de Alta Dirección Pública.

Asegurar el cumplimiento de la ley:

Establecer un procedimiento administrativo. Reemplazar la competencia de los Juzgados de Policía Local por un procedimiento administrativo ante el mismo Sernac para los reclamos de personas individuales, el que podrá culminar con la aplicación directa de multas, entre otras sanciones.
Introducir daños punitivos y premios a la litigación. Esta herramienta debería considerarse para infracciones masivas. Esta es la piedra angular en el incentivo a los litigios privados, actuando como apoyo a la descentralización del cumplimiento de la política de protección al consumidor. La propuesta consiste en introducir estos incentivos de manera acotada, esto es, para los casos más graves o de impactos más masivos.

Más allá del Sernac:

Instituir un Sistema Integrado de Protección al Consumidor. Se busca reemplazar la actual primacía de las normas sectoriales sobre las de protección al consumidor, por un reconocimiento explícito de la relevancia que debe tener la tutela del consumidor en todos los mercados, sean estos regulados o no, mediante mecanismos concretos de integración de información y coordinación entre el Sernac y los organismos sectoriales. De esta manera, se busca que la protección del consumidor sea un objetivo transversal de política pública para todos los órganos de la administración.
Empoderar a las asociaciones de consumidores. Para que exista un mayor número de asociaciones con un alto grado de profesionalismo y recursos suficientes, deben contar con la libertad para desarrollar modelos de gestión sustentables. Dentro de los incentivos considerados para su financiamiento, se encuentran los premios a la litigación. Como contrapartida, debieran incrementarse las obligaciones de transparencia de las fuentes de financiamiento de las asociaciones e imponerles adecuadas normas de contabilidad regulatoria.