Voto voluntario

Sumar un 10% histórico a la votación municipal del 2012 ignora que los incentivos cambiaron al pasar de voto obligatorio a voluntario (y de

16-11-2013

¿Cuántos electores concurrirán a votar en la elección presidencial de mañana? La respuesta a esta pregunta importa, porque varios líderes políticos han expresado la intención de reponer la votación obligatoria. Esto sucederá si la participación vuelve a ser inferior a lo que fue cuando el voto era obligatorio, como ocurrió en la municipal de 2012.

 

El Presidente Piñera afirmó que habrá más votantes que en todas las presidenciales anteriores, esto significa al menos 7,1 millones de votantes. El presidente del consejo directivo del Servel espera entre 8,5 y 9 millones de votantes. Pepe Auth, quien predijo la inesperadamente alta participación en las primarias de junio, proyecta entre 7,4 y 7,7 millones de votantes.

 

Voy a argumentar que la participación estará entre 6,1 a 7,1 millones de votantes. El argumento se basa en dos regularidades que se observan en los datos históricos. La primera es que la participación sube un 10% entre la municipal y la elección presidencial que tiene lugar al año siguiente. Como en la municipal de 2012 votaron 5.542.069 electores, esto sugiere una participación de 6,1 millones el día de mañana.

 

Sumar un 10% histórico a la votación municipal del 2012 ignora que los incentivos cambiaron al pasar de voto obligatorio a voluntario (y de inscripción voluntaria a automática). Hay dos efectos posibles, ambos apuntan a un crecimiento mayor que el 10 por ciento.

 

Primero, quienes no estaban inscritos bajo el régimen antiguo, ahora pueden votar sin la necesidad de inscribirse. Sin embargo, se trata de ciudadanos poco interesados en votar, ya que ninguna elección presidencial pasada los motivó para registrarse, luego pocos de este grupo votarán mañana.

 

El segundo efecto es más relevante. Con el sistema antiguo de inscripción voluntaria y voto obligatorio, la mayoría se inscribía para una elección que realmente lo motivaba, lo cual típicamente fue una elección presidencial (o el plebiscito de 1988). Una vez inscritos, estaban obligados a votar en todas las elecciones, lo cual llevó a una participación mayor en las municipales que si el voto hubiese sido voluntario. El efecto anterior sugiere que la participación mañana puede crecer hasta llegar al nivel que con asombrosa regularidad tuvo en las cinco presidenciales desde 1989 en adelante: entre 6.950.000 y 7.050.000 votantes. De esta manera obtenemos un techo de alrededor de 7,1 millones de votos válidamente emitidos en la presidencial de mañana.

 

Las diferencias entre las tres proyecciones mencionadas ilustra lo poco que sabemos todavía sobre los determinantes de la participación electoral en Chile. Lo cual sugiere que estas proyecciones son igual de válidas que las que haga cada lector. ¿Cuántos electores cree usted votarán en la presidencial de mañana?

 

La Tercera