«Coronavirus abre nuevos desafíos para la política pública»

«Nos muestra los límites de nuestro sistema, añadiendo una capa adicional a los complejos temas que como sociedad ya comenzamos a debatir a raíz del estallido social».

16-04-2020

La crisis sanitaria apela a la solidaridad y unidad. Solo juntos podremos resolverlo, lo que requiere un gran gesto de generosidad y responsabilidad entre ciudadanos, generaciones y las distintas instituciones de nuestra sociedad.

Nos muestra los límites de nuestro sistema, añadiendo una capa adicional a los complejos temas que como sociedad ya comenzamos a debatir a raíz del estallido social. Entre ellos, la capacidad del Estado y nuestra democracia para enfrentar la pandemia, no solo en términos de camas o ventiladores sino, crucialmente, para testear, aislar y trazar a los contagiados, abriendo un delicado debate sobre el derecho a mantener la información privada. Asimismo, el generoso y necesario pedido colectivo hecho a las generaciones jóvenes de quedarse en casa y proteger a los adultos mayores, con las implicancias en el empleo, ingresos y economía en general. Junto a ello, el salvataje económico, urgente y de magnitud suficiente para mantener cierto ingreso, esfuerzo que no es solo del Estado sino también requiere del sector privado. Aquí, surge el desafío de llegar rápido a quienes más lo necesitan, quienes posiblemente no participan de la economía formal y en un contexto donde la cuarentena impulsa el teletrabajo y la automatización, acelerando cambios estructurales de fuerte impacto en el empleo.

No olvidemos que la crisis sanitaria ha invisibilizado otros desafíos urgentes de la política pública como es el cambio climático. Existe la oportunidad, por ejemplo, condicionando el acceso a paquetes económicos a las industrias contaminantes bajo el cumplimiento de metas climáticas, fomentar la resiliencia climática, lograr impactos positivos sobre la salud y generar nuevas oportunidades económicas que serán bienvenidas para la recuperación económica que vendrá.