Eduardo Engel: «Empresas no debiesen donar a campañas políticas porque somos los ciudadanos los que votamos»

03-10-2014

En medio del álgido debate sobre el financiamiento de la política, el presidente de Espacio Público además subrayó la necesidad de terminar con las donaciones “reservadas” y de mejorar las capacidades fiscalizadoras del Servel. 

Eduardo Engel, presidente de Espacio Público, ha señalado en diversos medios de comunicación la necesidad de eliminar la figura de aportes reservados y las donaciones de empresas a las campañas electorales, apoyando la indicación a la reforma del sistema binominal de los diputados Giorgio Jackson y Vlado Mirosevic.

Si bien la discusión la abrieron los dos miembros de la bancada joven de la Cámara, el debate alcanzó mayor notoriedad esta semana, luego de que en la investigación por delito tributario que lleva adelante la Fiscalía Oriente contra el grupo Penta se abriera una nueva arista, según la cual el holding habría realizado donaciones irregulares a campañas electorales de algunos políticos.

Engel, quien hace más de un año ha estado trabajando en torno al financiamiento de la política en Espacio Público junto a Alejandro Ferreiro y Marcela Ríos, aseguró que el caso Penta ilustra la urgencia por una mejora importante en nuestra legislación&. Desde su punto de vista, el objetivo debiese ser que «nuestros parlamentarios no le deban dinero a nadie al momento de legislar y que no sean capturados por intereses particulares».

Teniendo en la mira ese objetivo, el también economista de la Universidad de Chile fue enfático al señalar que «las empresas no debieran donar, quienes votamos somos ciudadanos». Así, plantea que lo adecuado sería que los recursos para financiar las campañas provengan del gasto público o de donaciones privadas de personas naturales.

Por otra parte, indicó que «sobre cierto monto las donaciones debiesen ser públicas», en consideración de que el origen de los aportes reservados termina siendo desconocido solo para los ciudadanos, mientras que sus beneficiarios saben perfectamente de donde provienen. Además, puso hincapié en la débil labor fiscalizadora que lleva adelante el Servel. Para ello, citó el trabajo realizado por Transparencia Internacional, en el que la mitad de los candidatos a las elecciones municipales de 2008 declaró que las campañas sobrepasaron el límite de gasto debido a la falta de fiscalización.