Espacio Público propone nueva dirección técnica para asesoría parlamentaria

04-04-2016

Actualmente, el Congreso muchas veces no cuenta con información suficiente para evaluar si los proyectos de ley presentados por el Ejecutivo están adecuadamente diseñados para cumplir con los objetivos esperados. Ejemplo de lo anterior fue la discusión en torno a la recaudación de la Reforma Tributaria vía impuesto a la renta, donde se dieron diferentes proyecciones, lo que no ayudó a lograr un mejor debate legislativo y corregir algunas indicaciones de la reforma.

Asegurar que las leyes cuenten con una rigurosa revisión previa a su aprobación resulta clave a la hora de fortalecer el debate democrático y, para ello, es fundamental reforzar la acción parlamentaria (sobre todo teniendo en cuenta la baja aprobación que tienen en la opinión pública el Senado y la Cámara).

Para contribuir en este debate, Espacio Público realizó el seminario “Emparejando la cancha: Nueva institucionalidad para la acción legislativa”, donde se presentó el informe de políticas públicas elaborado porClaudio Agostini, economista, profesor titular de la Universidad Adolfo Ibáñez y director de Espacio Público;Eduardo Engel; presidente de Espacio Público y ex presidente del Consejo Asesor Anticorrupción ; Andrea Repetto; Directora del Centro de Políticas Laborales de la Universidad Adolfo Ibáñez, profesora de la Escuela de Gobierno de la misma universidad y directora de Espacio Público; y Rodrigo Wagner, economista e investigador asociado de Espacio Público.

El informe da cuenta de la actual inexistencia de proyecciones y cálculos fiables respecto de distintas alternativas de reformas, a diferencia de otros países que sí cuentan con instituciones que generan análisis validados transversalmente, como la Oficina Presupuestaria del Congreso (CBO) de Estados Unidos.

Ante esto, la propuesta presentada por Espacio Público plantea la creación de una Dirección Parlamentaria de Análisis Técnico, la que estará orientada a corregir las asimetrías en la capacidad de análisis de los distintos actores involucrados en la discusión legislativa. Su principal misión será revisar y contrarrestar los informes técnicos que acompañan los proyectos de ley presentados por el Ejecutivo, entregando una asesoría técnica y políticamente neutra, así como un estudio de los costos y beneficios sociales y sobre la implementación legal de los proyectos.

“Lo fundamental es tratar de ‘emparejar la cancha’ entre el poder Legislativo y el Ejecutivo. Ante esto, proponemos fortalecer al Congreso con una dirección técnica, como las que existen en otro países, que sea capaz de procesar los datos del gobierno y grupos de interés, para así entregar información objetiva y replicable que informe a los parlamentarios para legislar mejor”, afirmó en la instancia Claudio Agostini.

Esta Dirección estaría radicada en el Congreso y poseería suficiente autonomía para no verse influenciada por el ciclo político, designando su personal a través del Sistema de Alta Dirección Pública (ADP). Además, contaría con analistas con un nivel equivalente a sus contrapartes en el Ejecutivo (con estudios de postgrado, experiencia relevante en la elaboración de presupuestos, derecho administrativo y redacción de reglamentos).

En cuanto a los recursos necesarios para el funcionamiento de la Dirección, se propone destinar entre US$2 a 3 millones anuales, en base a una estimación preliminar que considera un equipo para equiparar competencias a las del Ejecutivo. Justamente cuando se discute recortar recursos al Congreso, es necesario enfatizar en los beneficios sociales que reviste mejorar la calidad del proceso legislativo, justificando largamente estos costos. Asimismo, cabe recalcar que leyes mal diseñadas muchas veces pueden tener un costo económico mayor a largo plazo.

El informe, presentado este lunes 4 de abril en el ex Congreso Nacional, fue comentado en un panel de discusión moderado Claudio Agostini, e integrado por el nuevo presidente del Senado, Ricardo Lagos Weber (PPD); junto al senador y presidente de la UDI, Hernán Larraín; y la economista y subdirectora de Libertad y Desarrollo,Rosanna Costa.

En la instancia el senador Lagos Weber se refirió a la necesidad de contar con mayor información al interior del Congreso “para legislar mejor”. Ante esto, aseguró que «la creación de una Dirección de Análisis Legislativo va a tener impacto en cómo se discuten actualmente las leyes».

Por su parte, el senador Hernán Larraín afirmó que «es necesario tener a los expertos idóneos para cada proyecto de ley, para así poder generar un verdadero diálogo», esto dado que «el rol que tiene el Congreso hoy es débil. No tenemos tiempo ni capacidades técnicas para discutir».

El informe completo está disponible en la página web de Espacio Público para ser consultado por toda la comunidad.