Espacio Público propone un Servel más fuerte, aportes en base a virtudes republicanas y mayor exigencia de transparencia a partidos

06-01-2015

Justo cuando comienza el debate sobre el financiamiento a la política en el Congreso, Espacio Público presenta su informe “Más democracia para Chile: propuestas para avanzar hacia una sana relación entre dinero y política”, donde Eduardo Engel, Alejandro Ferreiro y Emilia Ríos entregan un diagnóstico y propuestas para mejorar la legislación en la materia, y así contribuir al fortalecimiento de nuestro sistema democrático.

En el documento, fruto del trabajo de más de un año, se dejan en evidencia los espacios de opacidad que existen actualmente en el sistema de financiamiento de partidos y campañas electorales, los cuales podrían generar una considerable influencia del dinero en la vida política del país.

En función de aquello, y mirando la experiencia internacional, se plantean propuestas concretas que fueron adelantadas a grandes rasgos durante el mes de octubre, cuando la temática marcaba la agenda noticiosa a propósito del escándalo que abrió la arista política del caso Penta.

Así, el informe profundiza en el rol del Servicio Nacional Electoral (Servel), que actualmente no cuenta con las capacidades para, por ejemplo, fiscalizar  el cumplimiento de los límites al gasto en campañas electorales. Por ello, resulta fundamental su fortaleciemiento, otorgándole mayores atribuciones y recursos para que cumpla su labor. “Si no se fiscaliza, se multiplicarán los casos Penta, y para ello se requiere una reforma al Servel en serio”, subraya Eduardo Engel.

Otro aspecto que debilita nuestro sistema democrático es la falta de un financiamiento permanente para los partidos lo que –según muestra el informe- los deja vulnerables a la influencia de grupos de interés.

Ejemplo de aquello es lo sucedido con la Ley de Pesca el 2012, en la que “estaban en juego rentas económicas que, muchos postulamos debían asignarse en licitaciones competitivas, pero que finalmente se entregaron a un pequeño número de familias. Después supimos que hubo parlamentarios financiados, mediante donaciones reservadas, por las empresas pesqueras y que votaron acorde con los intereses de estas”, explica Eduardo Engel.

Asimismo, la falta de financiamiento de los partidos hace que los escasos recursos se concentren en las campañas electorales, descuidando su trabajo programático y de base.

Ante este escenario, se propone un financiamiento público y regular de los partidos, basado en los votos obtenidos en las últimas elecciones parlamentarias y bajo la condición del cumplimiento de exigencias asociadas a valores republicanos, estructurados en una escala de tres niveles (ver infografía).

ofc7qx

Varios de los requesitos planteados apuntan a instaurar una verdadera transparencia y no tan solo una rendición de cuentas (ver primer nivel infografía). Con el mismo objetivo, el informe considera necesario terminar con las donaciones reservadas y de personas jurídicas.

Para conocer en detalle el diagnóstico y propuestas de Espacio Público, descarga aquí el informe completo, y un resumen (memo) acá.