Expertos coinciden en necesidad de contar con una institucionalidad transversal para garantizar el derecho a la igualdad y no discriminación

09-08-2016

A pesar de las múltiples iniciativas que el Estado ha impulsado en materia de no discriminación (como la reciente creación de la Subsecretaría de Derechos Humanos o la denominada “Ley Zamudio”), Chile está lejos de ser una sociedad respetuosa de la diversidad. Así, en el seminario “Chile diverso: Institucionalidad para la igualdad” realizado este martes 9 de agosto y organizado por Espacio Público, una de las principales conclusiones de la jornada apuntó precisamente a la necesidad de contar una institucionalidad que mire este problema de manera transversal y no parcial.

En la actividad se presentó el Informe de Políticas Públicas realizado por el centro de estudios (y entre cuyos autores figuran Pablo Simonetti y Verónica Undurraga), donde se realizó un diagnóstico de la actual institucionalidad en materia de no discriminación, y se identificaron ocho funciones clave cuyo cumplimiento el Estado debe asegurar para lograr una promoción y garantía efectiva de estos derechos. Dichas funciones -que apuntan a la definición de una estrategia que transcienda una administración específica- están acompañadas de cinco instrumentos de gestión para dotar de eficacia a las acciones que se emprendan, como la posibilidad de fiscalizar que las normativas se cumplan.

Frente a esto, Pablo Simonetti, director de Espacio Público y quien presentó la propuesta, afirmó que es “necesario transversalizar el derecho a la igualdad y no discriminación a lo ancho de todo el Estado”, dado que hoy la tarea se encuentra dispersa en distintos organismos que ejecutan acciones desde enfoques diversos y para grupos específicos. Así, el informe de Espacio Público propone cambios a nivel institucional que garanticen efectivamente el derecho a la igualdad y no discriminación, explicitado en la actual Constitución y tratados internacionales a los que nuestro país ha suscrito.

Luego de la presentación, el informe fue comentado por un panel de discusión integrado por el abogado y director de Espacio Público, Luis Cordero; la ex directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), Lorena Fries; el director ejecutivo de la Fundación para la Superación de la Pobreza, Leonardo Moreno; y la abogada y directora de Espacio Público, Verónica Undurraga como moderadora.

Los expertos coincidieron en la necesidad de una estrategia de no discriminación a largo plazo, donde la sociedad civil tenga una participación efectiva, reforzando las acciones judiciales y la entrega de información para promover la igualdad en el Estado y la sociedad.

Tras la instancia, la ex directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Lorena Fries, sostuvo que el informe de Espacio Público “es muy importante pues permite discutir en torno a una propuesta concreta. Claramente este es el debate que viene y es el debate necesario para incorporar en el corazón del Estado los temas de no discriminación”.