Expertos coinciden en necesidad de perfeccionar la Ley de Lobby

13-12-2017

Con el objetivo de analizar el funcionamiento de la Ley de Lobby, desde su implementación, hasta el cumplimiento por parte de las autoridades y las propuestas para mejorarla, Espacio Público y la fundación Friedrich Ebert Stiftung (FES) realizaron este miércoles el foro: “Dinero y Política: Ley de Lobby, Derechos Humanos y ejercicio de influencias ante autoridades”.

En el encuentro, Manuel Arís, sociólogo y Subdirector de Incidencia de Espacio Público, presentó el paper “Avanzar en integridad y participación ciudadana. Balance y modificaciones de la Ley de Lobby”.

El documento realiza un análisis en profundidad del funcionamiento de la ley de acuerdo a la evidencia disponible, concluyendo que “su enfoque concentrado en la transparencia debe complementarse con mayores exigencias a quienes se desenvuelven en la industria de lobby”.

Respecto a esto, su autor Manuel Arís afirmó que “las reformas a esta ley deben considerar que ésta es parte de una política más amplia de combate a la corrupción, y que su naturaleza exige también incentivar y facilitar la participación ciudadana en Chile”.

Luego de la presentación, se dio paso a un panel de discusión moderado por la Directora de Incidencia de Espacio Público, María Jaraquemada, en el que participaron Agustina De Luca, Directora del Directorio Legislativo Argentina; Rafael Palacios, Director de Políticas Públicas de la SOFOFA y Yerko Ljubetic, académico y ex ministro del Trabajo.

Agustina De Luca, celebró que la discusión se diese en nuestro país, señalando que “Chile tiene un sistema normativo que es ejemplo en muchos países de Latinoamérica”, pero agregó que “falta fiscalización y sanciones para que las normas de lobby realmente se cumplan”.

Por su parte, Rafael Palacios planteó una diferenciación entre un “lobby bueno” y un “lobby malo”, el primero relacionado a un “alineamiento entre los intereses de los privados y el interés general”, y el segundo como respuesta únicamente a intereses empresariales. Frente a esto, planteó que “regular el lobby a secas sin diferenciación entre el bueno y el malo puede ser perjudicial”.

Además, el Director de Políticas Públicas de la SOFOFA, agregó que “si bien la Ley de Lobby ha sido importante, aún hay que profundizar la fiscalización, sobre todo en el Congreso”.

Finalmente, Yerko Ljubetic, abordó la importancia de incorporar la lógica de los Derechos Humanos en el análisis del Lobby, “ya que la influencia de ciertos grupos puede perjudicar a los menos influyentes”. En esta línea, el ex Ministro del Trabajo agregó que “en sociedades desiguales como las nuestras, la falta de regulación al lobby solo acentúa esa desigualdad”.

Descraga acá el paper “Avanzar en integridad y participación ciudadana. Balance y modificaciones de la Ley de Lobby”.