Ipsos y Espacio Público dan a conocer las expectativas y preocupaciones de la ciudadanía frente al plebiscito

25-08-2020

¿Qué expectativas y preocupaciones tiene la ciudadanía frente al proceso constituyente? ¿Qué condiciones son necesarias para asegurar la realización de una votación segura y participativa? En medio de la crisis sanitaria, Ipsos y Espacio Público buscan describir la percepción y actitudes de la población en torno a la realización del plebiscito del 25 de octubre y el proceso constituyente que podría iniciarse de ganar la opción Apruebo. 

El sondeo se realizó entre el 14 y el 19 de agosto, a través de una encuesta online, a hombres y mujeres mayores de 18 años en todas las regiones del país. De esta forma, la muestra quedó compuesta por 800 casos. 

“El inicio del proceso constituyente sigue siendo para la gran mayoría de las personas un hito repleto de expectativas y sentimientos positivos, que se enmarcan en el deseo de una mejor democracia y un mejor país. Es el inicio de un proceso inédito en nuestra historia, y las expectativas de participación así lo reflejan”, indica Pía Mundaca, directora ejecutiva de Espacio Público. Y agrega: “Este es un hito tan importante, que es necesario aumentar las confianzas y conocimientos sobre el cambio constitucional. Ambas tareas quedan en evidencia en la encuesta”.

Por su parte, Alejandra Ojeda, Directora de Estudios Públicos de Ipsos Chile señala: “Existe una gran expectativa sobre el plebiscito y las posibilidades que abre para el país. Pero, es un evento que no estará libre de tensiones que se expresan en preocupaciones sobre cómo la autoridad manejará la seguridad en materia sanitaria para las y los votantes. Se trata de evento inédito en la historia del país, pero que se vivenciará en un contexto también nunca antes experimentado”.

Resultados

La encuesta muestra una valoración positiva hacia el proceso constituyente (41% lo ve como “una oportunidad de cambio”, un 19% lo describe con la palabra “esperanza”), siendo minoritarias las personas que sienten incertidumbre o derechamente emociones negativas hacia él.  Además, existe una alta percepción de que esta oportunidad generará cambios positivos en el país (65%), en la democracia y en la vida de las personas. Sobre la votación del 25 de octubre, se reconoce una alta disposición a ejercer el voto (78%), aunque con la preocupación de contagiarse en los locales de votación. 

En ese sentido, cerca de un cuarto de la población (23%) deberá asistir acompañada o asistiendo a otra persona al lugar de votación, lo que representa un desafío importante para entregar mayores facilidades tanto en el traslado a los locales como en la circulación al interior de los establecimientos. Si esta cifra se desagrega por género y grupo socioeconómico, las más afectadas son las mujeres y el grupo D/E. 

Respecto de las medidas de seguridad que deben tomarse para el plebiscito, la sanitización y el establecimiento de locales de votación para personas en grupos de riesgos son las medidas que generan mayor confianza para evitar contagios (40%, 31% y 28%, respectivamente). Así, la aplicación de protocolos como los anteriores podría tener efectos importantes en el aumento de la participación, ya que un tercio de las personas que no votarán o no están seguras de hacerlo señalan que, de implementarse medidas para evitar contagios, sí lo harían. Además, un 57% de la población considera necesario levantar las restricciones de confinamiento, en las comunas que lo requieran, para que las personas puedan ir a votar. 

Considerando las cifras anteriores, desde Ipsos y Espacio Público señalan que resulta fundamental que las autoridades, tanto del Ministerio de Salud como del Servicio Electoral tomen medidas concretas para asegurar a la población que se tratará de una instancia de votación que contará con todos los resguardos necesarios. 

Ahora, ¿qué sucede con las personas que se encuentren contagiadas o en cuarentena por COVID-19 el día de la votación? En este caso, la medida con mayor adhesión es la de un sistema de voto remoto (44%), y solo un 15% considera que estas personas no deberían ejercer su derecho a voto. 

Consultados por el nivel de conocimiento de la Constitución y sus implicancias, un 68% de las personas encuestadas señala estar informada o muy informada sobre la importancia que tiene la Carta Magna en la vida de las y los chilenos, mientras que un 47% lo está respecto de las materias que son reguladas por ella. A dos meses del plebiscito, solo un 53% declara estar informado o muy informado sobre las alternativas posibles para cambiar la Constitución.

En este sentido, existe un desafío importante para las campañas comunicacionales que se realicen antes de la votación del 25 de octubre, pues las personas deberán pronunciarse sobre el mecanismo que prefieren redacte una nueva Constitución en nuestro país. En esa línea, destacan desde Ipsos y Espacio Público, los mensajes deberían estar enfocados en mujeres y en los grupos socioeconómicos más bajos, pues ellos declaran estar menos informados sobre el proceso. 

Descarga aquí los resultados de la encuesta