Luis Cordero y grandes proyectos de inversión: “Todos los actores han dicho que es indispensable avanzar hacia un sistema de diálogos simétricos y sostenibles”

14-06-2018

En el contexto de las reformas al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) anunciadas por el Ministerio del Medio Ambiente y la creación de la Oficina de Gestión de Proyectos Sustentables por parte del Ministerio de Economía, Espacio Público junto a Rubik Sustentabilidad realizaron este jueves el seminario “Territorios y grandes proyectos de inversión: avanzando hacia diálogos simétricos y sostenibles”. 

Instancia donde se presentó la propuesta de política pública para grandes proyectos de inversión. En este sentido, Violeta Rabí (investigadora de Espacio Público que junto a Rodrigo Morera de Rubik Sustentabilidad fueron jefes del proyecto) comenta que se trata de «un modelo de gobernanza que se ha trabajado por más de un año en el contexto de una licitación con fondos de Corfo, y que utiliza como mecanismo de participación mesas de diálogos integradas por los distintos actores presentes en el territorio: comunidades, Estado, representantes del sector privado, titulares de proyectos, entre otros».

La presentación estuvo seguida por un panel de discusión, moderada por nuestro director Luis Cordero, donde participaron el presidente de la Sociedad Naturalista San Pedro de Atacama y consejero del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), Rolando Humire;  el diputado del Movimiento Autonomista y miembro de la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara, Diego Ibáñez; la gerenta del Proyecto Institucionalidad de Desarrollo Territorial, Danae Mlynarz; y el director de Políticas Públicas de Sofofa, Rafael Palacios.

Respecto a la propuesta presentada, Mlynarz afirmó que “tiene una visión de derechos humanos e incluye a todos los actores: sector público, privado, sociedad civil, empresas. Hay un rol que el Estado no ha tomado, por eso se requiere una nueva institucionalidad que se haga cargo de las rupturas que se dan en el tejido social”.

Mientras que Ibáñez sostuvo que “tenemos la oportunidad de recomponer confianzas en términos sustantivos, el diálogo es enriquecedor y necesario para establecer confianzas que no existen. Propuestas como estas deben ir de la mano con la voluntad política de los gobiernos de turno”.

Opinión que fue compartida por Humire. “El Estado, a través de los gobiernos de turno, siempre ha estado ausente. Es necesario que sea protagonista, si no es una conversación sorda. La desconfianza aumenta si el gobierno no se hace cargo de las demandas de las comunidades”, agregó.

“El Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental no es una instancia de diálogo ni espacio de participación ciudadana. Hay lugares de participación institucional y otras que no lo son y veo que esta propuesta busca integrar ambas. Las empresas ya se dieron cuenta del costo de no dialogar”, señaló por su parte Palacios.

Finalmente, Luis Cordero enfatizó la importancia que tuvo este encuentro, señalando que “todos los actores han dicho que es indispensable avanzar hacia un sistema de diálogos simétricos y sostenibles”.