«Transparencia en municipios»

Si queremos una ciudadanía informada, empoderada y activa, esto sólo será posible a través de la relación de los Gobiernos Locales con sus vecinos.

06-02-2019

La semana pasada se dio a conocer un ranking de transparencia en Municipios (CPLT). Al evaluar la disponibilidad de información pública para el uso de la ciudadanía, vemos que San Joaquín y Providencia lideran el ranking, mientras Pelarco lo cierra. Si bien hay niveles de cumplimiento promedio sobre el 70%, en cuanto a las obligaciones formales de transparencia, aún hay brechas relevantes en cuanto a la calidad de dicha información y la posibilidad real de darle usos que potencien su impacto (Gobierno Abierto).

Además del monitoreo que se hace de la implementación de nuestra normativa de transparencia y acceso a la información, la relevancia de esta información está en el rol que juegan los municipios en la vida cotidiana de los ciudadanos. Por cercanía, son la institución pública que tiene mayor intercambio directo con las personas, tiene las mejores posibilidades de conocer sus necesidades y de atenderlas.

Si queremos una ciudadanía informada, empoderada y activa, esto sólo será posible a través de la relación de los Gobiernos Locales con sus vecinos. Por esto, es esencial que los municipios tengan altos estándares de gestión, transparencia y hagan esfuerzos por informar adecuadamente a sus vecinos. Las políticas públicas y programas sólo cobran vida a nivel local y el municipio es un actor clave.

Sin embargo, hoy existe un diagnóstico compartido respecto de la deficiente gestión municipal que, salvo honrosas excepciones, está plagada de deudas, despilfarros y servicios de mala calidad. Esto sumado a brechas de control y rendición de cuentas que han sido caldo de cultivo para la corrupción. Por esto fueron un foco de la Comisión Engel, pero las propuestas han alcanzado sólo un 34% de avance, evaluadas con nota 2,4 (Observatorio Anticorrupción). Reformas que fortalezcan la gestión municipal tendrán un impacto directo en la ciudadanía y su relación con el Estado. Urge, por lo tanto, retomar esta agenda y aprovechar el impulso descentralizador de la elección de Gobernadores Regionales, para llevar una gestión de calidad» a domicilio»: a los vecinos y los barrios.

Disponible en La Hora