«Turismo electoral»

Realizar precampaña no dice razón con el ejercicio de la función parlamentaria, por lo cual se están utilizando recursos públicos con un fin distinto para el que fueron establecidos.

17-05-2016

El domingo, el programa Contacto de Canal 13 emitió un informe sobre el uso que ciertos parlamentarios habrían hecho de los pasajes que les otorga el Congreso para su función, pero para hacer precampaña. La mayoría de los aludidos en el programa señalaron que era algo habitual y que es necesario establecer reglas claras.

Lo cierto es que el Congreso otorga un número limitado de pasajes nacionales para el ejercicio de la función parlamentaria que no solo contempla los respectivos distritos de diputados y senadores. El objetivo: representación popular y las diversas labores políticas. Por ejemplo, si un parlamentario es parte de una comisión que discute un proyecto de ley que regula la minería, podría utilizar estos pasajes para ir a zonas distintas a las que representa para entender bien cuáles son los distintos aspectos de esa regulación y la opinión de los habitantes de esa zona.

Sin embargo, ¿es correcto el uso de los pasajes de libre disposición con la finalidad de hacer precampaña?  A mi juicio no. En primer lugar, r. Además, constituye una ventaja por sobre las personas interesadas a competir por el mismo cupo pero que están fuera del Congreso y no tienen acceso a esos recursos.

La Comisión Engel propuso que se estableciera de modo expreso que estos fondos no pueden utilizarse para precampaña y que exista una mayor fiscalización y sanciones en caso de infracción. Es así como con la nueva ley de campañas se establece como una de las causales de pérdida del cargo el mal uso de recursos fiscales. Además prontamente se discutirá, dentro de un proyecto que busca dar mayor transparencia y probidad al actuar del Congreso, el prohibirlo el uso de asignaciones parlamentarias para campañas de modo expreso. Así, estas prácticas deberían terminar.


Disponible en La Hora.

* Fotografía La Tercera.