Urgencia de una reforma policial: panel coincide en cambios para mejorar convivencia

22-12-2020

“¿Cómo se controla la violencia en el espacio público?”, fue el título de la cuarta y última sesión que dio por finalizado el Ciclo de Conversaciones 2020, que Espacio Público impulsó junto a la Red de Estudios sobre Violencias durante el mes de diciembre.

La conversación fue motivada por Ismael Puga, profesor asociado de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Central y doctor en Sociología de la Universidad Humboldt de Berlín, quien comenzó con una reflexión centrada en el estallido social y la respuesta del Estado a los hechos de violencia. “Se trata de un quiebre clave en la trayectoria de la sociedad chilena, un cambio de régimen que despliega una violencia acotada si la comparamos con otros procesos a nivel internacional u otros que ha vivido Chile”, explicó. En esa línea, indicó que más que preguntarse sobre el por qué de la violencia, habría que centrarse en si “era evitable que se produjera un estallido de violencia dada la situación en la que nos encontrábamos”. Junto con esto, agregó que “el efecto directo de la brecha entre las élites políticas y la población fue una desesperanza creciente en los canales institucionales de disputa política”. 

Luego de la presentación, se dio paso a un panel de conversación integrado por Carolina Leitao, alcaldesa de la comuna de Peñalolén, Daniel Johnson, director ejecutivo de la Fundación Paz Ciudadana, Lucía Dammert, profesora titular de la Universidad de Santiago y directora de Espacio Público, y Felipe Harboe, senador de la República y ex subsecretario del Interior (2006-2008). El diálogo fue moderado por Patricio Fernández, fundador de The Clinic y director de Espacio Público. 

La alcaldesa de Peñalolén fue enfática en señalar que las violencias, de distintos tipos, se viven hace años en las poblaciones y que se trata de una problemática que va más allá del estallido social. Por ello, propone que para abordar la temática es necesario “enfrentar la violencia más allá del estallido social, como un fenómeno que nuestras comunidades vienen viviendo permanentemente”.

Con respecto al orden público, Felipe Harboe puntualizó la importancia de replantear el sistema policial, considerando que “la reforma de Carabineros garantizará obtener las herramientas adecuadas” y destacando “la necesidad de contar con un sistema de reentrenamiento del actual orden policial que hay en la calle”. “Cuando existen incidentes de orden público, lo que se requiere es que el gobierno cumpla un rol de intermediario; no se pueden resolver conflictos de naturaleza social con medidas policiales”, agregó.

Para Lucía Dammert, “se necesita una reforma de quince años para poder cambiar la cultura policial”, lo que supone un importante desafío. “Para hacer eso, necesitas un control civil más serio y una discusión sobre el rango disciplinar y organizacional de la policía”, agregó.

En la misma línea, Daniel Johnson reflexionó sobre la importancia de definir el rol de las policías en el orden público y aseguró que “tienen que estar formadas para tomar las decisiones correctas ya que siempre van a tener grados de discrecionalidad”.

Con esta última sesión, Espacio Público y la Red de Estudios sobre Violencias finalizan un importante espacio de diálogo que abordó el fenómeno de la violencia en sus distintas dimensiones y donde buscamos “complejizar un tema que cada tanto se toma el centro de la discusión, pero que, por lo general, arranca desde el escándalo o el miedo y le faltan ángulos para ser entendido a cabalidad”, como señaló nuestro director Patricio Fernández.

Si te perdiste la última sesión o las anteriores, puedes revisarlas aquí.